banner generalbanner general
>> Detalle

Educación sentimental - Juan Mejía

Educación sentimental - Juan Mejía

Sala A

Desde el 5 abril hasta el 3 de julio de 2017


Educación sentimental es la tercera entrega de la serie Revisiones del Museo de Arte Moderno de Medellín, dedicada al artista caleño residente en Bogotá Juan Mejía. La muestra toma su título de La educación sentimental (2001), una obra temprana de Mejía en la que el artista escribe sobre la pared y flanqueados por una pintura del Pinocchio de Walt Disney y un bonsái, un listado de los títulos de los libros que ha leído durante toda su vida. 


La educación sentimental es un tópico literario que se refiere a la formación de la personalidad durante la infancia y la juventud, muy influida por las costumbres y convenciones sociales y por el imaginario transmitido por el currículum oculto del entorno escolar, la cultura infantil callejera y la cultura popular, todos temas centrales a la obra de Mejía.

La exposición reunirá obras desde el cambio de siglo hasta nuestros días y ofrecerá una visión panorámica de su acercamiento al dibujo, la educación, la cultura popular y el arte en general.


 


Juan Mejía es profesor asociado del Departamento de Arte de la Universidad de los Andes, en el área de artes plásticas. Es egresado de la misma institución (1993) y tiene una maestría en historia y teoría del arte y la arquitectura, de la Universidad Nacional (2004). Ha sido docente del Instituto Departamental de Bellas Artes, de Cali y de la Universidad Jorge Tadeo Lozano; así como tutor en la maestría de artes plásticas y visuales de la Universidad Nacional, en Bogotá. Ha expuesto, individual y colectivamente desde 1995, en salones regionales y nacionales, en galerías, espacios y museos de Colombia, y fuera del país.

Su trabajo visual gira en torno a la creación de imágenes alegóricas y alusivas al proceso de formación artística y de educación en general, con referencias permanentes a la infancia, la adolescencia, el ámbito escolar y la autobiografía, materializadas en distintos medios como la pintura, el dibujo, la instalación, las publicaciones y, en algunos casos, el performance. 

Sus pinturas están cargadas de gestualidad, manualidad y, muchas veces, de sentimientos. En su obra refleja su consumo cultural de otro tipo de arte como el cine, la lectura y la música, sus otras pasiones. A través de estas alusiones y referencias, se evidencia un deliberado e irónico elemento de “querer ser”, que conforma en buena medida la naturaleza de su trabajo.

Cargado de humor, su trabajo incorpora los procesos de enseñanza y juega con la cursilería y la idea del cliché tanto dentro como fuera del arte. Hacia un lugar común, trabajo ganador del Premio Luis Caballero en su edición del 2015, es una síntesis de algunas de sus preocupaciones: la pintura como espacio alegórico, el humor, el comentario incisivo, el performance y la ambigüedad.